Lesionado

Llevo casi 20 años haciendo atletismo, y solo había tenido una lesión importante, una tendinitis en el aquiles que me tuvo parado alrededor de un mes hace unos años. Poca cosa para tanto kilómetro. Así que ya me iba tocando. Ya en junio y julio empecé con molestias en el pubis al acabar las carreras y los entrenamientos largos, pero no le di mayor importancia. Además faltaba poco para el parón veraniego y pensé que con reposo se me curaría. Cometí un error típico entre atletas. No saber parar a tiempo.

Después de un mes de descanso activo, que ya conté por aquí, empecé a correr pero las molestias habían ido a más, y ya me dolía hasta incorporarme de la cama. Así que tras 3 semanas de correr con dolor acudí a un fisio que me dijo lo que ya me temía, que tenía que parar. Cambio de chip. Renuncié a las tres carreras de montaña que iba a correr en septiembre y me puse a hacer los ejercicios de estiramientos y tonificación que me mandó. Y a hacer otros deportes que no me generasen molestia. Principalmente, bici de montaña, bici estática, natación y escalada. La verdad es que estoy disfrutando del cambio, y tanto aprender a nadar en condiciones como abrir vías de V en escalada suponen ahora grandes retos para mi. Aunque no voy a engañaros, lo de no correr no lo llevo muy bien. Sobre todo cuando veo todas esas crónicas que publica el personal sobre carreras en las que me hubiera gustado estar.

sept

De momento sigo sin correr, y no se cuanto me queda para poder empezar otra vez, espero que poco. No me he puesto fechas, ni objetivos a la vista, pues todo depende de una buena recuperación, aunque tengo dorsal para el maratón de Valencia desde hace meses. A estas alturas ya tengo más que claro que no voy a poder prepararlo bien. Mi duda es si podré llegar a correrlo, aunque sea para tirar a algún compañero o para disfrutarlo sin esa sensación de tener que dar el 100% para hacer marca. Ya veremos.

Mientras tanto, sigo con mi proyecto de Euskal Herriko Mendiak y voy sumando nuevas cimas, en su mayoría con la bici. Paso horas y horas diseñando recorridos que unan cimas por pistas y senderos ciclables, aunque cada vez tengo que irme más lejos para recorrerlos, ya que todas las cimas cercanas las tengo ya hechas.

mendiak

Ayer le tocó el turno a la sierra de Elgea, partiendo desde Zalduondo (Araba) y subiendo las poco conocidas cimas de Milpiribil, Malkorra, Gaboñu, Aumategi y Mugarriluze. Ruta dura con 1700m+ en 52km, con mucha pista, algo del GR25, mucho molino y unos bonitos caminos entre pueblos tales como Barria, Ozaeta o Narbaitza.

Y así seguimos, disfrutando de otras cosas, y sin dramatizar, ¡que por estar un tiempo sin correr tampoco pasa nada!

PD. He añadido en el blog una página que se llama Mis Montes, con las fotos y las cifras de los montes subidos. ¡Me da que tengo para muchos años de disfrute!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s