Excursiones en Bolzano (II)

Me había quedado a primeros de agosto. ¡Ya ha llovido desde entonces! Con la temporada atlética acabada tocaba pasarse a la bici, a las travesias montañeras y a las vias ferratas, aprovechando tan exquisita materia prima como son las Dolomitas. Y de paso una visitica a la cercana Suiza aprovechando el Ferragosto, semana en la que cierran por vacaciones casi todas las empresas de Italia.

Escalada en Trodena ( 6 de agosto)

Mi primera vez escalando en roca desde que tenía 14 años, eso si está vez más rodado en rocodromo. Fuimos a una zona al sur de Bolzano, con vías sencillas y cortas, disfrutando.

Subida al refugio Sonino al Coldai, en las faldas del Civetta (8 de agosto)

Comenzamos las vacaciones con una subida de menso de dos horas al refugio. Soñabamos con un atardecer con vistas al Civetta, que dicen que es inolvidable, pero el tiempo no acompañó y no vimos mucho, pero la zona con un día despejado tiene que ser increible.

Circular al monte Pelmo (9 de agosto)

Ruta mítica de las Dolomitas. Unas 7 horas de caminata sin gran dificultad y rodeando el majestuoso monte Pelmo. Ruta muy variada, con subidas de piedra descompuesta, bajadas técnicas, praderas y bosques con caminos llenos de barro.

Via ferrata Luka Innerkofler. Monte Paterno (10 de agosto)

Sin solución de continuidad nos desplazamos a la zona de Tre Cime di Lavaredo, emblema de las Dolomitas, muy turístico pero digno merecedor de una visita. Eso si, recomiendo salirse de las grandes pistas para rebaños de turistas. ¡Desde más arriba se ve todo con mejor perspectiva! La via ferrata no es dificil y se swube el monte Paterno (2800m) tras atravesar una larga galeria de la I Guerra Mundia con ventanales horadados en la roca con vistas a las Tres Cimas. Un museo al aire libre. Eso si, después de la galería empieza la ferrata propiamente dicha, que no es dificil, pero yo con mis vértigos ya tuve mis dudas. Se puede bajar por el mismo sitio (no recomendable, porque al final se cruzan los qeu suben y los que bajan y no debería ser así) o por otras dos ferratas sencillas (Ferrata della forcelle y Ferra Passoporto, que es la que escogimos).

Zermatt (12-15 agosto)

Junto con Chamopnix el pueblo más ermblemático de los Alpes, rodeado de 4000, con la imponente silueta del Cervino vigilante y con la particularidad de tener prohibido el tráfico. Evidentemente es un lugar muy turístico y muy caro, y abundan los turistas con tanto poder económico como escasa cultura montañera. Pero eso no quita para que el lugar haga las delicias de los que amamos las montañas, ya sea dando pequeños paseos o grandes travesias o ascensiones. En nuestro caso tocó más de lo primero, destacando la ruta hasta el Hornlihutte, desde donde se asciende por la via normal al Cervino. ¡Increible!

Gioveretto Peak (24 de agosto)

Tan grandiosas son las Dolomitas, que los montes al Oeste de Bolzano, cerca de la frontera con Suiza, están un poco olvidados, y eso que son más altos. Pero eso en si es una ventaja, menos turistas, ergo el monte todo para mi. Un domingo suelto me planteé subir uno de esos picos, aprarentemente sencillos, pero yendo ligero en plan Kilian, subida andando a buen ritmo y bajada corriendo, con una mochila ligera. El caso es que llegué a un nevero con cierta inclinación y decidí no asumir riesgos y darme la vuelta. Me quedé a 3200m (la cima eran 3400), y me salieron 13,5km con 1450m+ y otros tantos -, en 2h34, algo menos de lo que mercaba en el libro, jeje:

gioveretto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s