CRÓNICAS DE NEPAL (I)

Un gran viaje merece una gran crónica, así que intentaré estar a la altura. El viernes pasado llegué a casa después de pasar 22 maravillosos días en Nepal, más otros tres cruzando el planeta de avión en avión. Llegué cansado, pero muy feliz. Feliz por haber cumplido un sueño. Y por haberlo hecho en compañía inmejorable. 19 personas parecía un grupo numeroso, quizás hasta demasiado, pero ha salido todo rodado. O casi.

1383989_10201506136148168_1690560624_n

Como son muchos días tendré que partir la crónica en 3 partes. El antes, el durante y el después del trekking, motivo que nos llevó a todos a las acogedoras pero lejanas tierras nepalíes.

Todo empezó un ya lejano 30 de septiembre, cuando Pope “mi fiel amigo” y yo salimos hacia Bilbo, punto de partida del maratón aéreo que nos iba a llevar hasta Katmandú. La primera escala, en Múnich, fue corta. Apenas 2 horas. Nada que ver con la segunda. En Dubái pasaríamos 18 horas, que pensábamos invertir en dormir bien y visitar fugazmente la ciudad. Llegamos a las 6.00 a.m. y nos fuimos directos a dormir la mona a un hotel cercano al aeropuerto. Descansamos bien, pero para otra vez casi compensa dormir un rato en los comodísimos butacones del aeropuerto antes que pagar 45€ por dormir 5 o 6 horas en una cama.

Da igual. A lo hecho pecho. Tocaba ver la ciudad construida desde la nada más absoluta. En unas pocas horas nos dio para ver el edificio más alto del mundo. Y subir a él. Ya que vas hasta allá no te puedes quedar abajo. Además, ya que íbamos de camino hacia el monte más alto del mundo que mejor que ascender el edificio más alto del mundo antes. La cuadratura del círculo. Eso sí, hay que reservar de antes, sino sale muy caro (25€ anticipada, 60 o más en el momento). El ascensor es increíble. Te sube más de 400 metros en medio minuto escaso. Y ni notas que se está moviendo. Cuando sales de él, te encuentras con las vistas de la ciudad, patas arriba por las obras, pero dejando muestra del lujo generado por la industria petrolífera. Ligeramente decepcionado por no subir hasta arriba de los 828 metros de altura, pregunté y me invitaron a comprar una de las oficinas de los pisos superiores para poder gozar de unas vistas de altura. No pedí presupuesto.

P1130073

P1130078

P1130080

P1130090

P1130119

P1130126

P1130128

También nos dio para visitar, esta vez solo desde fuera, el hotel más caro del mundo. El Burj al Arab. 7 estrellas. Y el centro comercial más grande del mundo. Con acuario y zoo incluidos. Estos parecen de Bilbao. Todo a lo grande.

P1130135

P1130146

P1130179

P1130188

P1130189

La anécdota de la estancia la vivimos en el metro. A la ida comentábamos que apenas se veía una mujer, muestra de la sociedad machista que impera en los Emiratos Árabes. Pues a la vuelta, llevábamos un rato en el vagón del metro cuando nos percatamos de que estábamos rodeados de mujeres. Qué raro. Estábamos hablando sobre ello cuando una chica de apariencia local se dirigió a nosotros amablemente y en castellano, informándonos de que no teníamos derecho a estar en ese vagón, ya que era exclusivamente para mujeres y niños. Así que agachamos las orejas y nos cambiamos al siguiente, donde el porcentaje de mujeres volvió a descender a un 5% aprox.

De la tercera escala lo único reseñable fueron las malas pulgas del personal del aeropuerto de Nueva Delhi. Y tras un corto viaje aterrizamos en la ansiada Katmandú a primera hora de la mañana. Y el shock fue brutal. Nos vinieron a recoger al aeropuerto, y una furgoneta nos iba a llevar directamente al hostel. Lo primero que se percibe es la pobreza. No obstante, Nepal figura entre los 10 países más pobres del mundo. Y se nota. Marañas de cables por todos lados. Contaminación causada por el keroseno de mala calidad que emplean los vehículos. Viviendas MUY humildes, por calificarlas de alguna manera. Y sobre todo un caos absoluto de tráfico. Yo he estado en Atenas, en Bangkok… y creía que ya lo había visto todo. Pero no. Supongo que en la India será parecido. Motos, coches, camiones, bicis y peatones mezclados. Sin señales, ni semáforos, ni carriles, ni aceras. Los conductores usan más la bocina que el freno. Aunque entre el tráfico y el estado de las carreteras difícilmente se sobrepasan los 30km/h.

P1180118Foto via La meteo que viene

Tras descansar un rato, nos reunimos con los 17 miembros restantes de la expedición, que volaban desde Madrid, y nos dispusimos a comprar el material que nos faltaba para el trekking. Principalmente saco de dormir y plumas. Yo me decanté por un saco de -10ºC, pero me parece que se equivocaron de signo. Yo con ese saco pasaría frio hasta en Cádiz…

El día siguiente era clave. Avioneta a Lukla. O no. Ya nos habían avisado de que era difícil cogerla el primer día. Muchos días el aeropuerto de Lukla cierra por mal tiempo y la gente se acumula en Katmandú, con las ganas de huir volando aumentando exponencialmente conforme pasa el tiempo. ¡Pues nosotros volamos el primer día! Eso sí, tras dar muchas vueltas. Un carrusel de emociones lo calificaron. Que voláis, nos montamos en el autobús, ponemos el pie en las escaleras de la avioneta. Que al final no. Hay que esperar. Que sí. Que el piloto tiene que comer. Otra vez que no. Ya empezamos a contemplar alternativas. Esperar indefinidamente o intentar la opción de bus/jeep + caminata o helicóptero. Y de repente… que salimos! Eso sí, solo 13. Llegamos a Lukla sin percances, y tras una hora de incertidumbre aparece una avioneta con el resto. Pero todo no podía salir bien. Faltan dos petates, y en uno de ellos van mis cosas. Como no, yo siempre metido en el ajo.

P1130234

P1130235

avionetaTrack del GPS. Kathmandu-Lukla.

P1130249

P1130250

P1130251

P1130252

P1130255

Detalles nimios. Lo importante es que estamos en Lukla y comienza el trekking del Everest. Pero eso para la segunda parte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s