Ultratrails

images

Este año me ha dado fuerte con la montaña. En todas sus versiones. Andando. Corriendo. Incluso en bici. Y me da miedo, porque es muy adictivo.  En escasas 2 semanas me voy a Nepal, donde cambiaré el correr por andar, y el monte Ezkaba por los Himalayas, pero a ritmo más pausado, y a la vuelta tocará retomar la temporada invernal de siempre, preparando el cross en las pistas. No me veo haciendo montaña todo el año. Es muy cañero y en invierno puede hacerse muy duro. Además no hay muchas carreras en temporada invernal. Pero hacer una temporada de marzo a julio exclusivamente de montaña puede ser un reto muy bonito. Ya se verá. De todas formas hay algo que no me gusta en el mundo este de las carreras de montaña. Algo ya comenté en el post del Trail Aneto, y después de leer alguna revista y página web especializada me reitero en mi crítica:

En montaña las carreras “cortas” se desprecian en favor de las largas, bien llamadas ultras.

Yo vengo del atletismo, donde se corren desde los 60 metros hasta los 42195 metros (lanzamientos, saltos y ultrafondo a parte), y cada atleta es especialista en una prueba. Los hay que son muy rápidos y se centran en pruebas de velocidad, y los hay que son más diésel y se decantan por el fondo. Y  por supuesto, están los mediofondistas que tienen que tener tanto velocidad como resistencia. Y todas las pruebas tienen su importancia. El 100 metros será más mediatico a nivel internacional, y por contra las pruebas de fondo (sobre todo carreras populares) se llevan más páginas en la prensa local, pero todas las pruebas tienen la misma importancia. Esta idea que parece tan simple no se cumple en montaña. En montaña SIEMPRE la prueba reina es la más larga. Y cuando se programan pruebas paralelas reciben calificativos como “popular”, “promo”, “starter” o iniciación”.  Por supuesto, casitodos los atletas de más nivel corren la prueba más larga, y es la que se lleva la atención mediática. Y los premios.

starterLas 5 carreras de la Transgrancanaria

Esto no es exclusivo de la montaña. Últimamente parece que no eres un triatleta de verdad hasta que no haces un Ironman. Y cualquier atleta popular recien empezado ya aspira a terminar un maratón. Antes de correr una media siquiera. Pero por lo menos no se infravaloran las pruebas más cortas. Vamos con algún ejemplo.  La International Skyruning Federation divide las carreras de montaña en 3 tipos: Ultra (desde 50km hasta el infinito), sky (entre 22 y 50km) y kilometro vertical (hasta 5km, y 1000 metros de desnivel positivo). Y en su calendario programa 15 carreras. Pues bien, ¡de esas 15 solamente una entra en el rango de 5 a 42 kilometros! Y esto no solo ocurre a nivel internacional.

¿Y qué pasa si lo que te gusta es correr rápido, antes que correr “mucho”? ¿Ahora 20 kilómetros ya no es una carrera de fondo sino una prueba de iniciación? Si surge un nuevo Kilian que se especializa en carreras cortas se tendrá que quedar corriendo kilómetros verticales? Es normal que haya chavales de 15-16 años corriendo carreras de montaña de más de 20km cuando esas distancias en atletismo son impensables a esas edades?

En realidad, en Euskal Herria hay un montón de pruebas “cortas”, al alcance de cualquiera y de todo tipo de terreno y desnivel. Sin ir más lejos, en junio el calendario de Euskaltrail incluía 12 carreras de montaña, y 10 de ellas tenían entre 15 y 32km. Pero cuando se programan dos pruebas en una, la corta siempre es la popular. No me parece correcto. Igual tenían que hacer como en triatlón y crear la categoría “sprint”, aunque con lo locos que están algunos trailrunners igual el sprint sale de 30 kilómetros!

iv_trail_ezkaba

El que se inicia en este deporte recibe por todas partes la idea de “más es mejor“. Los organizadores usan los kilómetros y el desnivel como reclamo.  Si eres capaz de correr 10 km puedes con 21, y con 42, y porque no con 80? O con 160? Y así…  Mientras el atletismo tiene como máximo exponente de su deporte los JJOO y los mundiales al aire libre, y si me apuras los marathon majors (New York, Berlin, Chicago, Boston y Londres) en fondo, el trail running tiene el Ultra Trail Montblanc (UTMB) de 168km o incluso el reciente Tor des Geants (330km)… A mi sin embargo me llaman más el Giir di Mont (22km), la Dolomites Sky Race (32km) o la Sierre Zinal (31km). De hecho, me parecen pruebas durisimas, por distancia, recorrido y por desnivel.

lch1542p-ccc-sierre-zinal

En resumen, quiero que la idea quede clara. Me parece perfecto que existan carreras de larga distancia, ya sean de 50, 100 o 300 km, y valoro muchisimo las gestas de auténticos monstruos de la montaña como Iker Carrera u Oscar Perez. Ahora bien, creo que debería ser un tipo de carrera más entre todas las demás. Ni mejor ni peor. Simplemente que requiere otras cualidades. Y creo que deberían ser pruebas concretas en el calendario, solo al alcance de unos pocos privilegiados, y no un deporte de masas como parece que se está convirtiendo.

PD. Y luego están los que corren 10 ultras o más al año, que eso da para otro post…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s