El gran viaje

El verano va consumiendo sus calurosos días y el otoño se va acercando, para disgusto de muchos. Durante años las fiestas del pueblo, el segundo fin de semana de septiembre, fueron el punto y final a grandes veranos y el comienzo del curso académico, con los traumas que eso conlleva(ba). Huir a paraisos lejanos sin obligaciones de ningún tipo te hacen pensar que tu vida ociosa será eterna, pero los días de vacaciones son más escasos de lo que nos gustarían y nuestros deberes nos llaman sin atender a nuestras suplicas.

Pero este año es diferente.  Este año las vacaciones tocan en octubre, de manera que en verano ha tocado trabajar.  Julio y sobre todo agosto se me están haciendo muy duros delante del ordenador, pero conforme se acerca la fecha del “gran viaje” las ganas aumentan y el verano se hace más ameno.  Y no es para menos. Y es que en unas 5 semanas cumpliré uno de mis sueños de infancia: Viajar a Nepal y caminar por la cordillera más alta del planeta!

Everest_Theatrical_Poster_m

La idea surgió hace tiempo y me lo pensé bastante, pero al final siempre acabo picando. Vamos un grupo heterogéneo de 17 personas más dos guías de Iruñea.  Más un sherpa por cada tres “expedicionarios”. Los aviones ya están cogidos hace tiempo y a Pope y a mi, que nos decidimos más tarde que el resto, nos tocará una odisea de viaje. Iruñea – Bilbo – Frankfurt – Dubai- Nueva Delhi – Kathmandu – Lukla. Pero bueno, está pensado para hacer una escala larga de 20 horas en Dubai, descansar en algún hotel  y aprovechar a ver como se las gastán los moruscos entre tantos lujos.

Al Qasr at Madinat Jumeirah Hotel

Una vez llegados a Kathmandu, nos reuniremos con todo el grupo, y si la meteo acompaña cogeremos una avioneta a Lukla al día siguiente, uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo. Nunca he tenido miedo a volar, pero la verdad es que esto me tiene un tanto inquieto:

LUAD4648

Luego tendríamos unos 14 días de trekking para dar la vuelta al Everest, por el valle de Gokyo, pasando por algún collado de 5500 metros y con la posibilidad  de hacer algún pico sencillo. Y si todo va bien, nos quedarían algunos días libres para hacer turismo. Las opciones son muchas, desde quedarse en Kathmandu tranquilamente hasta meterse una palicilla en bus hasta Pokhara, en la zona del Annapurna. Los que me conoceis sabeis perfectamente que opción me tienta más. Ahora empiezan los nervios con las reuniones y los primeros trámites (vacunas, seguros, material de montaña…). Pero bueno, los preparativos siempre han sido parte del viaje, y se hacen con ganas!

Seguiré informando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s