Trail Aneto 2013

Crónica de una muerte anunciada. Así podría titularse este post. El sábado después de un corto mes de preparación específica (Sanfermines incluidos) llegó el día D. Mi primera maratón de montaña. Antes había corrido 3 carreras de montaña, de 16, 26 y 15km, con muy buenas sensaciones, pero no las tenía todas conmigo porque en esta había demasiadas novedades. Nunca había corrido tanta distancia en montaña, ni subido tanto desnivel, ni corrido con mochila, ni estaba costumbrado a comer y beber mucho en carrera…

24abrilTrailAneto

Yo sabía que la clave estaba en ser capaz de salir MUY lento, y guardar fuerzas para el tramo final. 10 km de pista todo en bajada y donde si llegaba entero se podía correr y mucho. Pero claro, me conozco y si los de adelante salían rápido iba a intentar seguirles, por mucho que me repitiera a mi mismo que la idea era disfrutar y tal.  Me había estudiado bien el perfil de la carrera y ya conocía la zona de alguna expedición montañera, y en mi cabeza había dividido la prueba 5 partes. Una primera subida de 5 km y 450 metros de desnivel a Cerler, una bajada a Eriste, a partir de aquí 13 kilómetros y 1600 interminables metros de desnivel hasta el collado de La Plana y desde ahí 8 km de bajada técnica con subidita al refugio de Estós, y 10 km de autopista hasta Benasque.

3_Maraton_Tucas-1024x383

El día de la carrera me desperté a las 7 para desayunar, acabé de prepararme el material y de mirarme el mapa y cometí los dos primeros errores del día, y no fueron los últimos. Me comí un platano para coger energías, y acto seguido bajé corriendo de Cerler a Benasque, haciendo el recorrido en sentido inverso. Pensé en coger energías y en bajar corriendo para inspeccionar el recorrido, pero lo que conseguí fue un dolor de tripas curioso. Si es que parezco nuevo. Tras los típicos momentos de nervios pre-carrera se dio la salida a las 10 a.m. y me quedé gratamente sorprendido del ritmo lento de los primeros. Me coloqué tercero, y ya vi que a las primeras de cambio todos se ponían a andar, y yo decidí hacer lo propio. Sabía que no me tenía que mover de ahí por muy bien que fuese. Poco antes de llegar a Cerler un chico pidió paso en el estrecho sendero para subir un poco más rápido, y yo me fui con el. Un poco más adelante pasé a tirar yo algo y cogí un poco de ventaja, pero preferí esperar porque estaba decidido a hacer la subida larga en grupo, a poder ser. En el control de paso empezaron los problemas. Mi chip al parecer no funcionaba y tras probar con todos los lectores salí de allí cabreado y con el primero que había pasado de ir 20 metros por detrás a ir 50 por delante. Aceleré en la bajada y vi que el bajaba muy rápido. Ya cuando lo estaba pillando nos incorporamos a una pista y cual es mi sorpresa cuando me encuentro a 4 o 5 corredores que nos habían pasado. Las cintas estaban marcadas para ir por el sendero pero no se si por despiste o más bien por lo contrario algunos encontraron un camino más corto. Bueno, en 42km 30 segundos no van a ningún sitio, pero entre eso y los problemas con el chip ya andaba mosqueado.

anciles

Ya en el pueblo de Anciles, y tras volver a pillar a todos los que nos habían adelantado, nos entraron dudas sobre el camino a seguir, ya que no había marcas por ningún lado, y al final yo encontré el camino bueno. Miré para atrás y vi que se habían juntado tres corredores y decidí esperarles. Pero cuanto más despacio iba más metros les sacaba. No lo entendía, habíamos bajado a fuego, y luego en el llano iba a 4:30/km o menos y nadie me seguía. Llegué a plantearme el absurdo de pararme del todo a esperarles pero al final decidí tirar para adelante. Ese fue el gran error de la carrera. Empezó la subida de 12km y yo iba muy fácil. Hasta el parking de la Espigantosa el recorrido era todo corrible, y tras beber algo de agua y comer unos frutos secos en el avituallamiento tiré para arriba.  Cada vez era mayor la pendiente y empezé a hacer largos tramos andando. Miraba para atrás y no veía a nadie, y llegué al refugio Angel Orús con muchísima ventaja (me seguía sin funcionar el chip, pero yo calculo que llevaría más de 5 minutos).

llegar-al-refugio-angel-orus-el-forcau

Había salido con escaso medio litro de Powerade en el camelback y ya me quedaba poco así que empecé a beber en los riachuelos que me cruzaba. El terreno ya se había vuelto muy técnico y empezaba a hacer frío y viento, y yo lamentando mi garrafal error de no meter la camiseta térmica en la mochila, seguía con una camiseta de tirantes y un chaleco cortavientos. Cada vez iba más despacio, andando incluso en los tramos llanos, y con calambres muy preocupantes en los cuadriceps. Y ya empezaba a ver a 3 corredores que me recortaban la distancia a marchas forzadas. Y lo peor es que iba muerto, y me quedaban 23 kilómetros! Poco antes de coronar me pasó un chico de rizos, creo que valenciano, muy majo, como una exhalación. Era el mismo al que había seguido en la bajada a Cerler, y sabía que bajaba muy bien. Al poco me pasaron dos más y ya iba pensando más en la posibilidad de retirarme al llegar a Estós que en otra cosa.

P7270020

Collado de La Plana. En ese momento iba 4º, y el 3º delante. Creo que no acabó.

Pero fue empezar la bajada y recuperar algo de fuerzas. Uno de los atletas se paró, no se si a ponerse ropa o a que, y le volví a pasar y conseguí acercarme al segundo. La bajada era muy técnica y había que andar muy atentos porque había muy pocas señales. Por eso me venía muy bien tenerlo a el delante y yo me limitaba a seguirle y si veía que se había desviado un poco le pegaba un grito.  Me costaba seguirle en las partes más técnicas, pero me sorprendió que en las zonas llanas iba más despacio y en las subidas andaba a las primeras de cambio, así que fuimos juntos un buen rato. Yo iba muerto, pero ya veía que el también. Le hice algún comentario sobre el recorrido y no me contestó. De hecho, en mitad de la bajada me tropecé varias veces, e incluso me caí en una de ellas y el tipo ni se giró. La verdad es que me cayó bastante mal el tipo.

1077652_672687622761153_1910271286_oBajada complicada, siguiendo los pasos del chico de rojo, a la postre vencedor de la prueba.

Total que al llegar al refugio de Estós, había que subir al control y bajar por el mismo sitio y allí nos cruzamos con el primero, que ante mi sorpresa nos llevaba menos de un minuto. Estaba en la parte que mejor me iba y disputando la carrera. ¡Que pena ir tan jodido!  Había bebido mucha agua, pero notaba que no me entraba y cada vez me dolía más el estomago. Paré en un rio a beber algo y el segundo me saco unos 50 metros. Manteniendo las distancias llegué al avituallamiento del km 32 y tras comer un poco de melón y beber agua arranqué otra vez. No llevaba ni 50 metros cuando me tuve que parar a vomitar.

NIAquí empezaba la subida a Estós. Km 28.

Los de la organización, muy atentos, me sentaron a la sombra, mientras yo les decía que me retiraba, que me daba igual el puesto. Bebí algo de agua, descansé unos 10 minutos, y pregunté cuantos habían pasado mientras yo estaba recuperándome. Me dijeron que ninguno y me animaron a seguir.  No lo veía muy claro, pero al final decidí tirar. A un ritmo que ni en el más lento de los rodajes de Burlada, iba recorriendo kilómetros cual zombie, esperando a que apareciese el cuarto por detrás, pero no venía. Así llegué a la carretera y tras comprobar en una larga recta que no venía nadie, me pude permitir hacer andando unos 500 metros, para ya entrar en el pueblo de una forma un poco más digna. Al final un sufridísimo 3 puesto a 13 minutos del primero (que acabó siendo Emili, el chico con el que bajé desde el collado hasta el refugio de Estós) y con escasos 2 minutos sobre el 4º. En meta otra vez volví a vomitar, y me tuvieron que poner dos bolsas de suero en el polideportivo porque estaba completamente deshidratado.

trailaneto13-75Llegando a meta, completamente roto!

Balance: Si me preguntan: ¿Te ha compensado? La respuesta es NO. Estoy contento con el puesto, pero no merece la pena sufrir tanto. Y desde el km 15 hasta meta no disfruté nada. Y estamos para eso. Además creo que corrí muy mal cuando la forma de correr era clara. Aguantar hasta el km 30 y apretar al final. Por otro lado, no se si es porque no bebo/como de forma adecuada o porque salgo a un ritmo por encima de mis posibilidades, pero creo que no me adapto bien a distancias tan largas. He corrido 3 carreras de más de 2 horas en mi vida y he petado en las 3.  Y lo peor de todo es que independientemente del puesto no las disfruto mucho. Creo que prefiero correr rápido en distancias de hasta 21km, que sentir que me estoy arrastrando y llegar vacio en distancias más largas.

PD. He leido y escuchado críticas durísimas hacía la organización de la carrera. En mi caso, en la maratón no me sorprendió el recorrido porque ya lo conocía, y los avituallamientos aun siendo escasos no me afectó mucho, porque llevaba comida en la mochila y no me la terminé, así que tampoco tuve necesidad de mucho más. Ahora bien, lo de las carreras más largas, la de 62 y la de 112 fue un auténtico drama. A mi ya de por si me atraen cero las carreras tan largas. No me motiva estarme 20 horas corriendo/andando, ni me atrae correr de noche, cargando mucho peso en la mochila… De hecho dudo que corra otra maratón de montaña, al menos para disputarla, disfruto más las de 15-20km, pero precisamente por lo duro y desagradable que me parece valoro más las gestas de los que completan esas burradas bien llamadas ultras. Pero esta vez a la organización se les ha ido de las manos. En la ultra han llegado a meta 17 corredores de 250. Mientras me ponían el suero en el polideportivo llegaba la gente hecha polvo, con deshidratación como yo, bajadas de tensión, caidas, mareos… y lo peor debió de ser después, porque a las 7 de la tarde empezó una fuerte tormenta y había gente perdida a 2700 metros, otros cruzando rios que cubrían hasta el pecho, casos de hipotermia, gente rescatada en coches particulares, otros esperando horas en los refugios o puntos de control, familiares preocupados sin noticias de los participantes…

trailaneto13-99Machotes de la ultra.

PD2. No todo iba a ser malo. A mi me atendieron genial en el segundo avituallamiento, y me animaron a continuar, cuando ya había decidido que no. Y los médicos y enfermeras del polideportivo también se portaron de lujo. La organización habrá hecho muchas cosas mal, pero hubo voluntarios que se dejaron la piel, y eso hay que recordarlo. Un 10 para ell@s!

Anuncios

1 Comment

  1. En la foto de la llegada se te ve con cara de pocos amigos…jejejeje Si de tres petas tres a la cuarta va la vencida… Y bebe isostar no powerade que es kk… Ya me ayudarás en la preparación de la maratón de Donosti…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s