Trails of my life

No soy yo muy dado a tener ídolos deportivos, pero si he de escoger a uno, no es ningún secreto para los que me conocen que ese sería Kilian Jornet.  En su persona se han juntado una serie de características que lo convierten en un referente. Más alla de su talento, ya sea en kilometros verticales, maratones de montaña, ultratrails, esqui de travesía o lo que le pongan delante, me fascina su aparente sencillez, su amistad con todos sus rivales, su filosofía y sobre todo… su dieta a base de Nutella y pizza!

El año pasado comenzó un proyecto llamado “Summits of my life” en el que pretendía acometer una serie de retos, una vez que ya ha ganado todas las carreras que soñaba ganar, con 25 años…

No empezó bien la cosa, porque atravesando el Mont Blanc su compañero Stephane Brosse fallecía al sufrir una caida. Pero el reto sigue, y este año atacará los records de ascensión al Mont Blanc, Elbrus y Matterhorn.

muntanyeskilian-jornet-summits-of-my-life-coverPues bien, con el gran Kilian como referente, y a mucha menor escala, yo también me he propuesto hacer un Summits of My life, aunque más bien podría llamarse “Trails of my life”, porque la cosa no va de cimas. El las sube. Yo las rodeo.

objetivosEste año me he marcado una serie de objetivos, algunos de ellos para competir, otros para probar nuevas experiencias y otros simplemente para disfrutar. El primer objetivo fue la Media de Donosti, que preparé a conciencia y me salió bastante bien (1h 11′ 39″) aunque me quedó la espinita de no hacer MMP por escasos 4 segundos. Ahora estoy inmerso en una temporada de pista un tanto corta, y que terminaré el 29 de junio con un 5000. Toca recuperar la chispa y correr todo lo rápido que mi motor diesel permita. Y a partir de ahí, empezaré a entrenar en montaña.

pista

Cambio de chip radical. A olvidarse de tiempos, pulsaciones, ritmos… y a meter kilometros y desnivel por recorridos apetecibles que voy dejando pendientes durante la temporada. Disfruto mucho entrenando el cross, ruta y pista, pero echo mucho en falta correr por sitios nuevos, caminos, subidas exigentes, bajadas técnicas… Este verano toca eso. Menos días de entreno, y más suaves, pero con más kilometros y monte arriba monte abajo.

En cuanto a objetivos, la Flysch trail corta (21 julio) y la Jabali Trail (agosto) las pienso hacer a saco, porque son distancias que controlo mejor, aunque con tanto desnivel se me pueden hacer muy largas, mientras que el Trail Aneto (Maraton Las Tucas) es la prueba que más ilusión me hace. 42 kilómetros meten miedo, y tengo que meterme en la cabeza salir despacio, como dice mi amigo Imanol, para llegar con fuerzas a la parte final y que el año que viene tenga ganas de volver.  Y es que correr en llano es una cosa, y subir desde 1000 hasta 2800 metros otra muy distinta:

3_Maraton_Tucas

Son muchas las novedades, como el hecho de correr con mochila, el encontrarte con un recorrido sin marcar (solo las señales de GR), el tener que hidratarse y comer bien, y sobretodo los 2300 metros de desnivel positivo! De momento ya tengo neumáticos para la ocasión, y nunca mejor dicho, porque la suela es Continental:

adidasY lugar de descanso para antes y despúes. Con piscina y Spa:

hotelY lo más importante, animación, ya que el Arrano Team y una selecta representación de Hiru Herri estarán presentes en la carrera de 21 km del día después, asi que nos tocará animarnos mutuamente y darle un poco de ambiente a la carrera.

Y ya del objetivo final de octubre hablaré más adelante, solo añadir que ver de cerca el gran Chomolungma… eso no tiene precio!

Tibet-5551

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s