Neolengua

Estos políticos no hacen más que preocuparse por nosotros. Como saben que somos muy sensibles nos dicen cosas bonitas. Hace un tiempo nos decían que no estábamos en crisis, que estábamos sufriendo una “desaceleración”. A los pobres despistados que se les pudiera haber olvidado pagar sus impuestos les ofrecían una “regularización fiscal”, no confundir con amnistía, que suena mucho peor. Bueno, según para qué y para quién. Luego nos dijeron que iban a hacer unos pequeños “ajustes” en sanidad y educación, nada que ver con los temibles recortes mentados por las malas lenguas.

recortes contra ajustes

Estos visionarios del neolenguaje también nos han deleitado con conceptos tan digeribles como externalización de servicios, mucho más agradable que el denostado término privatización, donde va a parar…  Otro buen ejemplo, considerado por muchos como la cúspide de esta filosofía, fue aquel de  “indemnización en diferido por simulación de salario”, con el que todos nos quedamos mucho más tranquilos, callando las bocas de aquellos insensatos que creyeron que al señor Bárcenas, aka El Puto Jefe, le habían pagado de forma ilícita y a cambio de nada. Y ya por último, hoy, como nos han visto preocupados, por eso de los múltiples varapalos que nos ha infringido Alemania, monetarios y de los otros, han sacado a colación un nuevo término económico: Novedad tributaria. ¿No me dirán ustedes que no suena mucho mejor que subida de impuestos?  Estos han dejado a George Orwell y su neolengua de 1984 a la altura del betún. Que maestría, si señor!

Poco puedo hacer yo desde mi teclado, pero al menos me gustaría dedicarles a todos ellos unas pocas palabras de agradecimiento.  En primer lugar, desearles que sus exiguos sueldos sean “ajustados” de la misma manera que los nuestros, no queremos ser egoístas y dejarlos de lado en este asunto. Igualmente les deseo que sus hijos pueden aumentar su círculo de amistades gracias al aumento del ratio de alumnos por aula, y que si por un casual (ojalá no) tienen algún tipo de dolencia, ustedes o sus familiares, sepan disfrutar de esas siempre agradables listas de espera, y una vez en el hospital, de esos suculentos menus que prepara Catering La Mediterranea, gracias a su buena labor en eso de “externalizar servicios”. Que les aproveche:

tortilla

Y ya por último, les deseo que aquellos que han cometido actos delictivos, ya sea por imperativo legal, por desconocimiento o por que no han podido evitarlo, disfruten de las vistas de su nuevo y coqueto apartamento, a estrenar, durante muchos muchos años:

carcel-nueva_1Y ya puestos, puede que algún recluso decida “externalizar sus servicios” en alguno de sus orificios, para su disfrute. Paz y amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s