Media de Donosti 2012

No soy muy dado a hacer crónicas de mis carreras, pero esta vez la ocasión lo merece. Y es que el domingo le pegué un señor bocado a mi marca en media maratón en la siempre elegante y acogedora ciudad de Donosti. Aunque no lo fue tanto esta vez, pues nos recibió cubierta por litros y litros de agua, y con sus hermosas calles llenas de charcos.

 Después de 6 largas semanas de entrenamiento, sumando muchos kilómetros, sabía que llegaba bien entrenado y bien descansado, con confianza. Ahora bien, quería salir para 1h12:30 y mi marca era 1h14:03, nunca había corrido tan rápido y tenía dudas de cómo iba a responder a esos ritmos en los últimos kilómetros. Venía de hacer 32:18 en 10.000 en Laredo, así que pasar a 34 y pico se antojaba asequible, pero luego cada carrera es un mundo.

 Tras pasarme toda la semana mirando previsiones meteorológicas tocó lo que me esperaba, bien de lluvia y algo de viento, aunque era lo segundo lo que me preocupaba y se portó bastante bien. 13º C, lloviendo a mares y no mucho viento. En realidad, son mejores condiciones para correr de lo que parecen, al menos para mi. Yo con calor me hago chof, cosa que ya comprobé entrenando, cuando hace 2 semanas subieron las temperaturas a 30º y no podía con mi alma corriendo a más de 4’. Y con el viento la mejor receta es coger un buen grupo. La idea era colocarme bien en la salida, salir un poco vivo, e intentar pillar un grupo para pasar entre 34:00 y 34:30, a ritmo de 3:25 aprox. El cielo amenazaba lluvia y yo no lo veía del todo claro:

 A todo esto, y tras 5 eternos minutos se da la salida.

Paso el 1º km en 3:16, y veo que se va formando un grupo enorme delante mía. Les echo el lazo y veo a mi par a Iban Rodríguez, que se que ha hecho 1:12 peladas hace 2 semanas. Puede ser una buena liebre. Le pregunto y me dice que quiere hacer 1h11. Ya pronto me doy cuenta de que hay mucho fiera en ese grupo, y van demasiado rápido para mí. Paso el 2º km a 3:11 y decido bajar un poco, con la esperanza de que el grupo se corte en dos y me quede con los de atrás. Así sucede, y hacemos un grupo de 6 corredores, con el ritmo más o menos estable en torno a 3:20/km. Voy muy cómodo y contento por pillar un grupo muy bueno, aunque se que voy mucho más rápido de lo planeado. Ahí está la carrera, pero…

Siempre tiene que haber un “pero”. En el km 7 me da el flato. No es muy fuerte, pero tengo miedo de que vaya a más y no pueda seguir, y además todavía queda muchísimo! Con algo de sangre fría decido aflojar un poco, con lo que me descuelgo del grupo y me quedo solo. Al poco, otro de los integrantes del grupo se queda también y nos juntamos los dos. El flato no se me pasa, y llegamos a la zona de la Zurriola, donde más pega el viento de contra. Mi compañero de fatigas se gira y me dice “oye, yo paro ya, si quieres ponte detrás, y así te quito el viento”. Yo, que en ese momento no sabía que él estaba corriendo la carrera de 10,5 km, se lo agradezco y me coloco detrás. Me lleva de maravilla hasta llegar a meta, a su meta, a mi me quedan aún 10 largos kilómetros. Aun con el flato, los kilómetros del 7 al 10 solo se me han ido a 3:30 (quien me iba decir a mí hace un tiempo que mis pinchazos iban a ser así…) y paso el 10.000 en 33:29. En el Garmin he puesto además de los parámetros habituales de ritmo, tiempo y distancia, el Virtual Partner, que es un muñequito al que tu le indicas a qué tiempo quieres correr y te va marcando cuanto tiempo y distancia vas por delante o por detrás. Empiezo a mirarlo y pone que voy 43 segundos por delante del ritmo de 3:26/km, para 1h12:30.

 La cosa pinta bien, pero aún falta mucho y voy solo. El grupo se me va casi 100 metros, y sigo un par de kilómetros a 3:30. Pillo a 2 que se han quedado e intento ponerme detrás para descansar del viento pero van muy pinchados, así que no duro ni 50 metros detrás y tiro para adelante. El km. 13, que es en ligera subida, me lo marca el GPS a 3:20, así que, pese al flato, que estorba pero no impide, y la lluvia que arrecia cada vez con más fuerza, me vengo arriba. Veo que me voy acercando al grupo del que me había descolgado allá por el 7, en el que ya solo quedan 3 corredores, pero todavía están muy lejos y ni me lo planteo. Hago 3 kilómetros seguidos a 3:25 y me planto en el último 5000. He intentado beber algo en los avituallamientos y me veo bastante entero. Empieza a llover a mares y veo que el grupo lo tengo a tiro. Aprieto los dientes, hago 2 kilómetros a 3:20 y antes del puente del Kursaal me meto en el grupo. Momento subidón. Me miran todos como “este de donde ha salido?” y es llegar y ponerme a tirar con todo. Solo quedan 3 kilómetros, ¡hay que luchar! Además, justo ahí están Mosta y Pope animando. De hecho, Mosta se pone a la par un buen rato. Tiro con todo, y sin mirar atrás, aunque por oído noto que cada vez quedamos menos. Salen dos kilómetros a 3:22 y ya solo queda uno. Tiro con todo, y me quedo solo. Ultima recta, viendo en el marcador 1:11. La sensación es indescriptible.

 Entro en meta bajo un diluvio en 1:11:35 después de hacer 3:18 el km 21, y ritmo de 2:57 los últimos 230 metros (el GPS me ha marcado 21.230m.). ¡No me lo creo! He mejorado en 1 minuto la mejor de las previsiones, y en 2 y medio mi anterior marca personal! Y llegando más entero que en ninguna carrera que recuerde. Yo creo que el hecho de llevar el flato durante 14 km me ha hecho dosificar más de lo habitual y el día fresco y lluvioso me ha venido bien.

Gráfica de los ritmos de carrera según el Garmin. Los tiempos están en 
segundos, es decir, 200” es ritmo de 3:20/km

Ahora toca descansar, disfrutar de la marca y a pensar en nuevos objetivos de aquí al 6 de julio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s