Ricardo Abad

Audio: Sarabande – Barry Lindon

Buceando en foros de atletismo me he topado con una de los muchos temas que genera controversia entre los runners: Ricardo Abad. Este tafallés es un apasionado del atletismo que se propone retos imposibles desde hace unos años. Tras recorrer el Camino de Santiago en 32 horas, o realizar 150 maratones en 150 dias (!!!) ahora se ha propuesto hacer 500 en 500 dias. ¡Y todo esto trabajando a turnos en una fábrica!

Como nos gustan mucho los extremos, los comentarios se dividen entre aquellos que encumbran a Ricardo a la categoría de Dios y lo califican como un ser con unas capacidades atléticas sobrehumanas, y aquellos que consideran que se trata simplemente de un loco cuyas gestas no tienen ningún valor. Ni tanto ni tan calvo.

A mi, como corredor de 1 marathon (solo uno, pero lo suyo me costó) lo primero que me viene a la cabeza es: “Hay que estar majara para meterse 500 seguidos”. Lo segundo que pienso es que correr 42 km al dia, en unas 3-4 horas que es lo que le lleva a Ricardo, en muchos casos solo, y casi siempre por los mismos caminos (porque estoy seguro de que ya ha pasado por todos los caminos existentes en un radio de 21km alrededor de Tafalla) tiene que ser MUY aburrido, y requiere de una fuerza mental, que al menos yo ni tengo ni tendré jamás.

Eso si, también me da la impresión de que estos retos, muy alabables en cuanto a su fin solidario y sin ánimo de lucro, son también el resultado de cierto afán de notoriedad. Me explico. Hay muchos pequeños grandes heroes que se preparan muy duro para correr un marathon, con el objetivo de mejorar marca o simplemente acabar. Y lo mismo para distancias más cortas pero más explosivas.  El mérito de una marca y de una carrera está en cada uno. Uno sabe cual es su nivel y sabe cuando gracias a su esfuerzo ha conseguido acercarse a sus límites. Pero claro, si vamos a los rankings regionales, y ya no digo nacionales, nos damos cuenta de que no somos nadie. Hay MUCHA gente que corre MUCHO más rápido que nosotros.

Y en atletismo, igual que en otras modalidades como el alpinismo, hay mucho coleccionista de números. Que vale más, ¿correr un marathon en 2h34 o correr 500 en 3h y pico con una MMP de 2h46? Para mi, claramente lo primero.  Igualmente veo más meritorio subir el Gasherbrum II en invierno, en estilo alpino (1º ascensión invernal de un 8000 en el Karakorum) que subir los 14 ochomiles con grandes expediciones, ejércitos de porteadores, traslado en helicóptero al campo base, cuerdas, oxígeno…

El mérito de Ricardo se basa en hacer algo que a nadie en su sano juicio se le va a ocurrir hacer. Obviamente correr 500 marathones no está al alcance de cualquiera, pero la limitación que nos impide al resto de mortales realizar esta gesta es mental y no de capacidad atlética.Es la misma filosofía que cuando en los Juegos Deportivos de Navarra, en categoría cadete, nos apuntabamos a lanzamiento de martillo, u otros a marcha, porque solo competían dos y había medalla segura. Es mucho más motivador ser cabeza de ratón que cola de león.

Hagamos una hipótesis absurda. Pongamos que a un atleta de nivel medio-bajo tal como alguno de la foto, le ofrecen la vida eterna si alcanza uno de estos retos. Bajar de 2h20 en un marathon o hacer 500 marathones sin límite de tiempo:

Probablemente en primer lugar se decante por la 1º opción, mucho menos agotadora, donde va a parar. Eso si, cuando sea consciente de sus limitaciones siquiera para acercarse a esa marca, se acabará planteando la 2º opción para alcanzar tan jugoso premio. Y es que bajar de 2h20 solo está al alcance de unos pocos privilegiados y al resto de atletas solo nos queda entrenar duro para acercarnos a nuestro techo, muy lejos de esas 2h20.

A modo de ejemplo, si acudimos a las tablas IAAF que asignan una puntuación a cada marca en cada distancia, hacer 2h46 en marathon equivale a 33:03 en 10.000, 9:03 en 3000, o 4:12 en 1500, por poner un ejemplo. Todas ellas marcas muy meritorias pero que rara vez tienen un seguimiento en los medios, y que ni de lejos dan para clasificarse para un campeonato estatal.

Además creo que estos desafios no dan una muy buena imagen de nuestro deporte. Da la razón a aquellos que creen que los atletas estamos zumbaos, y también a aquellos sedentarios que se obcecan en defender que el deporte es malo. Sin duda, correr 500 marathones tiene que acortar la esperanza de vida de Ricardo varios años. ¡Tiene que tener el cuerpo castigadisimo!

De todas maneras, y pese a mis críticas, tengo que reconocer el enorme mérito de semejantes kilometradas, y le deseo mucha suerte en su temible desafio. ¡¡A por ellos!!

Anuncios

1 Comment

  1. Bonito escrito amigo.
    En esta vida cada uno hace con su cuerpo lo que le apetace.
    Yo cada día soy mas feliz y me siento mejor, es mas, me siento libre.
    Asumo todo tipo de criticas.
    Me he propuesto un reto muy difícil y estoy seguro de que lo voy a coseguir y te digo de todo corazón que estas cosas se llevan muy dentro. No se hacen por notoriedad ni por dinero.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s