Paseo invernal

Dice mi padre, un hombre muy sabio, que no hace falta que viaje tanto y tan lejos teniendo como tengo hermosos lugares sin visitar al lado de casa. Y en dias como el de ayer no me queda sino darle la razón. En un dia gélido pero soleado nos decidimos por una ruta por la cresta del valle de Goñi, con unas vistas increibles del valle de Ollo, y llegando a la cascada de Aizpún, que da comienzo al barranco de Artazul, muy popular entre los adeptos a los descensos de barrancos (nota mental: tengo que bajarlo alguna vez!). Ya había estado antes, pero siempre en verano (sin agua) o en primavera (con un hilillo de agua). Ayer la cascada estaba simplemente sublime. El hielo había formado unos enormes tempanos que iban cayendo cada poco con gran estruendo, y todos los árboles y vegetación formaban con el hielo una especie de escultura blanca preciosa. Pongo alguna foto aunque solo dan para hacerse una idea de lo mágico del lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s