El poder de la información.

La información es poder. Era así hace siglos y lo sigue siendo ahora.  Hablando con gente de mi entorno no son pocos los dias que acabamos debatiendo sobre temas dispares que tienen como punto en común la manipulación a la que son o fueron sometidos por parte de los medios.

Tengo claro que algunos son temas sobre los que todo el mundo tiene una opinión formada en base a la información que ha recibido, y que probablemente no comparta conmigo. Solo espero no meterme en terreno demasiado farragoso…

1. Akelarre. Recientemente, Gustav Henningsen, una de las eminencias internacionales en el campo de la caza de brujas, como la llevada a cabo por la Inquisición y ampliamente documentada en el Auto de Fe de Logroño de 1610,  ha afirmado que el término akelarre solo era un topónimo y que no se celebraba ningun tipo de fiesta pagana que pudiera justificar la persecución y enjuiciamiento de los habitantes de los valles del Pirineo Navarro. Cierto es que no hubo brujas, ¡nunca las ha habido!; pero tan cierto como ello es que hubo personas que creyeron serlo, que hubo personas que creían que su vecino o vecina practicaba la brujería y que era fuente de maleficios, que hubo personas que creían que las cópulas demoníacas existían, que veían al demonio con forma de macho cabrío, y que por culpa de todas esas creencias, e influenciados desde las arengas de los púlpitos, y presionados por el Santo Oficio, se sucedieron una serie de acusaciones, denuncias, juicios, condenas a la pena capital, hogueras, dolor, muerte… Y todo eso sí que fue real, sí que sucedió, si que aquellos protagonistas tenían nombre y apellidos.

2. Torturas y represión policial. Hay quien la califica como la caza de brujas del siglo XXI.  Este es un tema sensible así que trataré de tocarlo con cuidado.

Por desgracia, hace muchos años que existe ETA, un grupo terrorista que atenta contra personas, y que condeno enérgicamente. Igualmente hay mucha gente privada de su libertad, que tienen que andar por la vida con guardaespaldas y que viven con miedo permanentemente. Esto es inaceptable. Y es una realidad que es tratada ampliamente en todos los medios de comunicación.

Pero el conflicto vasco no se limita solo a una banda terrorista como nos quieren hacer creer.  En este momento hay 555 presos políticos encarcelados. Batasuna, Segi, Etxerat, Gestoras Pro Amnistia  y un largo etcetera son colectivos ilegalizados o directamente terroristas, y el mero hecho de pertenecer a uno de ellos, es motivo de encarcelamiento. Quemar un contenedor en Euskal Herria es  un acto de terrorismo, en Cadiz es destrucción de mobiliario urbano, con su abismal diferencia en las penas. Muchas veces la única prueba para encausar a un sospechoso es la declaración del policía de turno, y en no pocos casos, tras aparecer el nombre y apellidos del “supuesto” criminal (presunción de inocencia que olvidan muchos medios) es liberado sin cargos. ¿Pero quién le devuelve los dias en prisión, su nombre en el periódico, su expediente policial abierto?  No se aplica el protocolo Garzón, hay detenidos incomunicados hasta 5 dias, numerosísimos casos de torturas y listas negras obtenidas a partir de nombres obtenidos mediante tortura. Hace poco, en un juicio el señor juez preguntaba al acusado “¿tu eres etarra?” a lo que el acusado respondió, “si organizar el Olentzero de mi barrio, preparar actividades para la juventud u organizar cursos y excursiones es ser etarra, pues entonces sí”.  No obstante, para aquel que no conozca la realidad más que por los medios, tiende a pensar “algo habrá hecho”. Es lógico creer en la Justicia, pero muchas veces es erroneo.  La represión policial contra los jovenes independentistas pretende ser una herramienta para solucionar el conflicto cuando en realidad no es más que una de las causas. Si tienes un hermano encarcelado injustamente, o incluso torturado, es más que posible que generes un enorme odio hacia los causantes de esa situación, y tu postura se radicaliza. Obviamente, no defiendo la amnistía para aquellos que cometan delitos de sangre o colaboren en ellos, pero la estrategía del Estado desde hace años es la de “todo es ETA” y con la justificación de la lucha contra ETA se cometen abusos y quedan impunes. Y controlar los medios de comunicación les otorga esa inmunidad.

3. Guerra de Irak. Ahora vuelve a estar de actualidad con los informes de Wikileaks, y con la película “Caza a la espía”.  Igual que en el caso anterior, es un claro ejemplo de la estrategía del miedo. Intereses ocultos justificados bajo la capa de miedo generado por los atentados terroristas del 11M, 11S… Y un claro ejemplo de manipulación de los medios.  La película, basada en hechos reales, trata de como intentaron destruir la credibilidad de una agente de la CIA y su marido, para alejar las miradas de su probada teoría de la inexistencia de armas de destrucción masiva en Irak, motivo causante de la INVASIÓN de Irak.  Igualmente ahora se intenta minar la credibilidad de Julian Assange, (acusado de delitos sexuales justo cuando se hacen públicos los cables diplomáticos) y del contenido de los informes de Wikileaks.

Eso si, internet es una gran baza para aquellos que queremos conocer TODA la verdad.  Aun así, las reacciones oficiales a estos informes no dejan de sorprender, pues se centran en el daño que causa la revelación de información “sensible” en lugar de en la INFORMACIÓN en si. Se revela que han muerto 70.000 civiles en Irak en los últimos 7 años de guerra y el problema es que la difusión de cualquier información ponga en peligro la vida de los soldados o civiles de Estados Unidos y de sus aliados!! (Hilary Clinton). Reacciones de otros países occidentales? De la ONU? Cero. Y el estadounidense de a pie orgulloso de como su pais lucha por la libertad de su pueblo y por un futuro mejor para el pueblo iraqui… Otra vez, los medios al poder.

4. La conquista de Navarra en 1512. La historia la escriben los vencedores.  Recientemente se ha celebrado un Congreso tratando este tema histórico.

En 1512,  “el Duque de Alba dio inicio a una guerra de conquista que duró 18 años, hasta 1530” que produjo miles de muertos y mucho sufrimiento. Un proceso que, a juicio del historiador Joseba Asiron, durante siglos se ocultó “por miedo a que existieran extrapolaciones de tipo político” y, con los años, se interpretó de manera interesada. “La manipulación de los hechos, cuando no abiertas falsedades e imposturas, se convirtieron en ley en los manuales, sobre todo en la segunda mitad del siglo XX“, apunta Asiron, que destaca cómo aquel período de conquista militar se ha llegado a enunciar como una anexión o, incluso, como una feliz unión entre iguales. “Así se ha ocultado también que los navarros lucharon por su independencia“,

Otro claro ejemplo de que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. Y si hablar de la conquista de Nafarroa es darle un argumento al nacionalismo, pues le llamamos anexión y todos contentos.

Moraleja:

Si queremos que nuestra verdad sea escuchada tenemos que alzar la voz. Porque hay otros que tienen altavoces.

Fuentes:

www.nabarralde.com

www.periodismohumano.com

www.diariodenoticias.com

www.diariodenavarra.com

www.wikipedia.com

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s