Diario de una odisea

Audio: Cigarettes-Russian Red

Todo comenzó el jueves 15 en un hostal de Amsterdam. Previamente habiamos pastado en Rotterdam y en Münster (Alemania). Antes de ir a cenar dediqué un rato muerto a ojear un periódico holandés a ver si aprendía el idioma por ciencia infusa cuando me llamó la atención una noticia. Constaba de una foto con un panel de vuelos todos cancelados, y solo entendía tres palabras: Schiphol (el aeropuerto de Amsterdam), Islandien y volcanisch. “Aquí algo no me cuadra”, pensé. Bueno bah, malo sea, mañana miro en internet a ver que pasa. Fiesta. ZZZZZ. Resaca. Desayuno. Internet. Se masca la tragedia. Se suspenden vuelos por doquier. Un volcán alla por Islandia no me deja montarme en un avión en Holanda. Surrealista. A partir de aquí voy a poner la cronología:

Viernes 10:00: Llamada a Iberia. Voz de robot confirma que nuestro vuelo está OK.

Viernes 12:00: Llegamos al eropuerto y nos encontramos esto:

La gente desesperada. Una mujer que no llega a su boda. Dos profesoras con 25 niños de intercambio atrapados en Amsterdam. Caos. Nos cambian el vuelo para el domingo. Presentamos una reclamación.

Viernes 13:00: Dos dias extra. Habrá que buscarle el lado bueno. Vamonos a Bruselas, no?

Sabado: Mañana de turisteo por Bruselas y a Leuven a visitar a Xabi. Nos recibe con un partido de futbol. Lo mejor para nuestra ultima camiseta sudada del viaje. Y es que para un mochilero que viaja con lo justo dos dias extra pueden generan graves problemas de logistica y olor corporal. Los compañeros de equipo bromean con nuestro incierto regreso a casa.

Sabado 20:00: Comprobamos en internet. El aeropuerto sigue cerrado hasta fecha indefinida. Ryanair no vuela hasta el lunes a la tarde. Iberia, no obstante, sigue poniendo que todo OK. Ya sabemos que con Iberia “siempre a tiempo”. La cosa está muy negra. Miramos la posibilidad de volver en tren. Huelga de trenes en Francia. Solo va el TGV. 200 euros y está lleno el domingo. Imagino la llamada a mi jefe para comentarle la jugada. La cosa está MUY negra. Mientras cenamos la novia de Xabi nos habla de una página de gente que busca/ofrece plazas en su vehiculos para viajar desde/hacia cualquier punto de Europa (taxistop creo que se llama). Hay una familia belga que va de Bruselas al aeropuerto de Girona a las 22:00! Con mi pesimo francés y mi algo menos pésimo inglés me hago entender y quedamos con ellos en 1 hora. Xabi nos lleva (le debemos la vida) hasta Bruselas en coche. 12 horas de furgoneta nos esperan.

Sabado 23:30: Xabi nos confirma nuestras sospechas. El vuelo ha sido oficialmente cancelado. Sonreimos. Ya no estamos volviendo en furgoneta teniendo un avión esperandonos. Intentamos dormir mientras cruzamos Francia.

Domingo 21:30: Llegamos a casa despues de 1 hora en coche a Bruselas, 13h de furgoneta a Girona y dos autobuses de 8h en total hasta Iruñea. Hogar dulce hogar.

Lunes: A trabajar con pesadez pero con alivio. Mucha gente sigue atrapada en ciudades de Europa, otros se han dejado 400 euros o más en volver a casa en autobus/tren (coche de alquiler o incluso taxi! Al final, hemos tenido suerte y todo.

PD. El volcán maldito fuente de tantos problemas es EXACTAMENTE aquel cuyas fotos publiqué dos post más abajo, y por el que pasé en el trekking islandés hace dos años, en épocas más tranquilas (para el volcán). Quien me iba a decir a mi entonces que ese cono nevado y aparentemente pacífico iba a ocasionar semejante caos!

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s