Rotterdam 2010: Ya falta menos

Todo el mundo que ha corrido uno te dice que un marathon es algo único, una experiencia inolvidable. En un marathon todo se engrandece. La preparación es mucho más intensa, con más kilómetros en las piernas, con tu organismo al límite. Siempre en el filo de la navaja entre un gran estado de forma y una posible lesión. Me he acostumbrado a entrenar con cansancio en las piernas y los dolores artículares y musculares se acumulan, pero al mismo tiempo cada vez corro más rápido y más comodo. La idea es que ahora en la semana previa hay que descansar para que el cuerpo se recupere y llegar a la salida del marathon descansado, y que los ritmos a los que voy facil estando cansado me resulten aún más cómodos con ese descanso.

La idea es pasar la media marathon muy cómodo para luego poder afrontar esos desconocidos kilómetros finales, incluido el famoso muro de los 32km, con ciertas garantias. Llego un poco justo de kilometros pues mi tope han sido 90 km semanales, pero han sido de mucha calidad con series de 3×6000 m a 3:30 o tiradas largas de 28 km a 4:00 por el monte. Y ahora toca decidir a que ritmo salir, aunque lo más probable sea en torno a 3:40, lo que da una marca de 2h:34.

Eso si, escribirlo es muy facil, pero plasmarlo sobre el asfalto no tanto. En un marathon pueden pasar muchas cosas. Climatología adversa (viento fuerte, lluvia, calor y humedad…), ampollas (ya las padecí en Lisboa), flato, deshidratación, sobrehidratación (los extremos nunca fueron buenos, ni poco ni demasiado), ganas de orinar y/o defecar (si señores, mi entrenador hizo marca personal entrando en un bar en mitad del recorrido a dejar un recuerdo, por el contrario, el ganador de la marathon de Donosti llego a meta victorioso pero con sospechosas manchas marrones en sus piernas…), lesiones, calambres, desfallecimientos o incluso te puede pasar esto… Pero bueno, no hay que ponerse en lo peor. Con un buen entrenamiento y cuidando la alimentación en los dias previos, y con una buena indumentaria (ropa, zapatillas adecuadas, calcetines técnicos etc) las posibilidades de tener un problema se reducen, y si no salgo por encima de mis posibilidades debería llegar a los últimos km con algo de fuerza.

El marathon de Rotterdam apunta maneras. Celebran su 30th edición y han llegado a tener 15.000 participantes. El año pasado se lograron la segunda y tercera mejores marcas de la historia 2h4:27 y 2h4:29 y este año tienen contratados a 11 negritos sub 2h09!! Un record del mundo no es una utopía. Yo saldré desde una segunda fila, con la gente de 2h30 a 2h45. Y durante el recorrido nos esperan 35 bandas de música animando. El ambiente promete se expectacular. Igual se están tirando el moco los organizadores pero lo venden como el mayor evento de un dia de toda Holanda. Aquí va el video promocional.

Y fallta menos! 8 dias. Dentro de una semana a estas horas ya deberiamos estar en Amsterdam. Tren de 40 minutos a Rotterdam y a descansar. Y el domingo es el dia D. Ya a partir de el lunes, despues de la marathon visitaremos Hamburgo y Amsterdam. Una semana de vacaciones bien merecida.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s