El mundo es un pañuelo

Hace unos dias coincidimos con unos polacos en Iruñea. Muy maj@s, por cierto. Resulta que a una de ellas le entró un tio que en un alarde de originalidad decidió preguntarle por su pais de procedencia n veces, cuando n tiende a infinito +2. Al final acertó, dicen que tras pedir el comodín del público, y ya lanzado le preguntó: Ah, de Polonia! Entonces no conocerás a Agnieska?? Este que se cree que Polonia es un pueblo entre Pinto y Valdemoro??  Las risas no fueron pocas. Pero quizas si demasiadas. A tenor de lo visto después.

Hoy me ha salido en esa barra de la derecha del caralibro ese menu de “gente que podrías conocer”, que tan pocas veces acierta. Pues resulta que me ha salido una chica polaca de nombre Agnieska (el nombre me lo he inventado por si acaso) que tiene como amigos comunes conmigo a la chica que vino a Iruña y a dos amigos que se fueron de erasmus… a Belgica! Obviamente no sería aquella por la que preguntaba el tipo, pero igual no hacía tan mal en preguntar. Ya me había pasado más veces que descubro gracias al caralibro que dos personas que yo conozco por distintos medios se conocen entre si, pero a escala internacional no me había pasado. Una chica polaca que viene de visita a Iruñea conoce a otra chica polaca que conoce a un euskaldun y un catalán que acabaron en Belgica. Pura coincidencia.

¿O destino?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s