Y se hizo la luz. Y la luz se fue…

En este piso no ganamos para disgustos con las luces. No podría contar con los dedos las veces que se ha ido la luz en medio año que llevamos aquí. Acumulamos todos los motivos existentes. La primera vez, y muchas veces más, saltó el ICP (limitador de potencia). Ahora, por suerte o por desgracia, ya se que existe. Otro problema recurrente surgido poco tiempo despues era que al accionar el diferencial del calentador saltaba el general. Tras uno o dos dias con enriquecedoras duchas frias, llamamos al técnico del termo que detectó el problema. Una resistencia del termo se había quemado (cara de poker). Factura de la risa y problema solucionado.

No contentos con todo lo mencionado hemos sufrido dos apagones más, de media hora cada uno aprox. En ambos casos el problema fue ajeno a nuestro piso, ya que se fue la luz en medio Bilbao. Lo gracioso es que la primera vez se descubrió que el apagon lo había provocado un gato hurgando en el generador. Eso si, todo el mundo se centró en el factor humano (miles de afectados) y no en el factor animal (gato muerto o evolucionado/mutado a electrogato). En este caso se cumplió el dicho: “La curiosidad mató al gato” ;P

  La segunda vez fue ayer. La experiencia de ocasiones anteriores me llevó a mirar por la ventana como reacción inicial. Y me encontré con esto:

img_0359

Por lo menos no eramos los únicos. Mal de muchos consuelo de tontos. Se había ido la luz en toda la zona que abarcaban mis ojos (tampoco es mucho esto, observese que no veo tres en un burro, ni en camello siquiera, hombre con txapela y pipa si acaso). Durante unos minutos reinó el caos en el cruce de Bilbao, sin semáforos, anarquía total. Y también en el piso. Ordenador sin batería pidiendo auxilio, lavadora y pizza en modo pausa y la tenebrosa oscuridad que junto con los obstaculos dispersos por el suelo aumentaban el riesgo de acabar en el suelo un 3000%…

¿Otro gato quizás?

Anuncios

1 Comment

  1. ¿Sabes qué? Probablemente fue la mafia. La mafia tiene una plantación de maría y unos almacenes de escopetas calibre 16 cerca de donde tú vives. Para sacar todo el material cada vez que alguien les hace una compra enorme tienen que apagar las luces, porque sino les descubrirían!

    Hace poco ascendieron a Romane Lobatto. Fue muy inteligente lo del gato… y eso de estafarle a los vecinos facturas diciendo que había sido el calentador siempre da para caprichitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s