Problemas

Ya hace un tiempo mencioné un cambio de piso en Bilbo. Lo dije como algo seguro, algo de lo que solo unos “pequeños” trámites me separaban. ¡Ay, iluso de mi! Voy a resumir los acontecimientos: Tras casi dos semanas muy estresantes viendo un piso detrás de otro y a su vez recibiendo visitantes interesados en ocupar nuestra plaza (la mia y la de mi compañero que también marchaba, en principio) parecía todo solucionado. Ambos teniamos sendos pisazos mejor situados, más grandes, más habitables y no más caros, y habiamos pasado el correspondiente casting siendo elegidos como nuevos inquilinos.

for-rent-house

Si no vinieron 30 personas a ver nuestro piso, no vino ninguna. A la mayoría no les acababa de convencer por uno u otro motivo, y a nosotros nos costaba mucho intentar venderles bien un piso del que queriamos marchar a toda costa. Aun así, encontramos a más de un incauto dispuesto a firmar el contrato y liberarnos de nuestras responsabilidades. Nuestra sorpresa vino cuando nos dimos cuenta de que la señora estaba poniendo pegas a todos los posibles inquilinos, ganando tiempo. Así nos plantamos a dia 1 de diciembre, sin sustitutos, y por supuesto sin fianza.

Cuando firmamos el contrato, en su dia, ya vimos ciertas “irregularidades” pero cometimos el error de pasarlas por alto, primero porque estabamos desesperados y el piso nos entró por el ojo, y segundo, por la amabilidad inicial de la víbora arrendadora. La que en principio se presento a si misma como una señora que nunca había alquilado un piso y que solo quería conservar el piso en buen estado pero no le interesaba sacar dinero (bien podia habernoslo alquilado gratis…) ha resultado ser una mujer con al menos dos pisos alquilados, el nuestro ya lo estuvo antes, ya que llegan cartas de extranjeros a casa, tiene el piso sin declarar y figura a nombre de un muerto, para ahorrarse unos euros, motivo por el cual no se puede pedir la renta de emancipación que tan bien me vendría…

Solución: Si no es por las buenas por las malas. Nosotros sin la fianza no nos vamos. Asi que nos quedamos dos meses más en el piso sin pagar. Sin pagar porque ya hemos pagado dos meses como fianza por adelantado y pretendemos recuperarlo. Aunque confiamos en que todo se solucione hablandolo estoy bastante preocupado.  De momento tenemos cita con un abogado gratuito (no nos podemos permitir a Lionel Hutz) que nos va a asesorar, y en función de lo que nos diga veremos lo que hacemos. Pues eso, que nadie se extrañe si aparezco en la próxima lista de morosos.  Aunque lo dudo, la mujer tiene mucho que ocultar y no pierde nada.

agreement2

De hecho tiene dos meses para engatusar engañar encontrar nuevos inquilinos que se hagan cargo de una nueva fianza. Si alguien sabe de alguna manera mejor de enfocar el problema que me lo comente, por favor. Ya seguiré informando del curso de los acontecimientos.

En próximos capítulos: Reunión con la casera & Cita con el abogado.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s