Nuevas experiencias

Estos dias he vivido dos nuevas experiencias sufridas pero que han merecido la pena. La vendimia y el ramadan. Si si, como lo ois. El sabado estuve vendimiando en los viñedos de mi compañero de piso, aunque he de decir que fue algo fugaz, lo justo para empezar a sufrir un poco y ganarse una copiosa comida y dos botellas de vino, recompensa más que suficiente por el esfuerzo realizado. Lo mejor, el ambiente que se forma alrededor de la vendimia y y el buen comer y beber que nos ofrecieron en la hermosa Republica Independiente de Rabuñade.

Y ayer, ramadan. En solidaridad con un compañero que lo hace, prometi acompañarle durante un dia, de casi un mes que lo hace el. Me las prometia felices. Un dia sin comer, ni beber, ni fumar ni sexo de sol a sol. Las dos últimas no parecían problema 😉 Empecé bien, pero a mediodia, y despues de entrenar me estaba deshidratando y cometi pecado. Le di al pimple. Un poco de agua, sin que Alá me viera… Pero nada más eh. Ni bocado que probé. Y eso que las tentaciones fueron incontables. Ponia la tele y Argiñano. Sus chistes tienen menos gracia cuando sabes que NADA va entrar en tu boca en las proximas 7 horas. Huele a comida, el frigo cada vez tiene mejor pinta y hasta las palomas las miraba con otros ojos. Que lomos sacaria yo de ahí… Aun así, y con la salvedad de ese vaso de agua, culmine la gesta, que me hace valorar aun más la conviccion de aquellos que lo hacen, no un dia sino un més!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s