Que dificil es marcharse al extranjero. Yo que creia que bastaba con meter ropa en una maleta y montarse en un avion rumbo a tu destino… Pues no. Cinco minutos con nuestra querida a la par que incompetente coordinadora de erasmus bastaron para que empezase a agobiarme. Y eso que me voy dentro de dos semanas. Y soy yo de los que les gusta hacerlo todo al ultimo momento, no se, tiene más emoción.
.
Pues resulta que necesito el Transcript of Records, el seguro Cum Laude (que hay que pagarlo, claro), la tarjeta Sanitaria Europea, el Carnet Internacional de Estudiante ISIC, el carnet de alberguista por si las moscas, el carnet de estudiante erasmus… En fin, mucho trabajo. Y será que me estoy haciendo mayor pero al dia siguiente y sin prisas me dispuse a conseguir la tarjeta de la Seguridad Social Europea. Tarea fácil, no? Pues no. Maldita burocracía, quien la habrá inventado. Es todo un reto llegar hasta la persona encargada de hacer lo que tu necesitas. Si por un casual lo consigues reza para que:
.
a) Esa persona no tenga que atender a más de 50 personas en una hora (lo cual implica estrés y poco tiempo).
b) Esa persona no este de mal humor y/o tenga un mal dia.
c) Esa persona no sea un(a) incompetente.
d) No se den las tres opciones anteriores simultaneamente
.
Evidentemente mis plegarias no se cumplieron. Pero lo peor fue llegar hasta allí. No me van nada estos edificos públicos de 5 plantas. Nunca se donde tengo que ir. En el hall me mandaron a preguntar a la mesa del fondo, alli me dijeron que a 5? planta, allí que era en la segunda, y tras cruzar todo el edificio hasta encontrar a la encargada, va y me dice que no tienen tiempo y que vaya a otro edificio (a 200 metros de alli) que ya me lo harán allá. Me senti como Asterix en la prueba que tiene que conseguir el impreso A15. Total que me presenté en el otro edificio y cogí número. Al rato se me ocurrió preguntar si era alli donde se sacaba la tarjeta y me dijo que si pero me dio un número verde, que iban más rápido. 35 minutos esperando. No quiero ni pensar que me hubiese pasado con el rojo. Tras torearme pidiendome datos y haciendome preguntas absurdas con cara de mal humor me pidió mi tarjeta de la SS, la de siempre. Y yo le dije que le daba el número. Que la tenía caducada y que me la tenían que mandar la nueva. No coló. Dos horas perdidas y con las manos vacias. Mea culpa.
.
Al dia siguiente vuelta a la carga. Llegar, esperar cinco minutos, ense?arle la tarjeta, meter los datos en el ordenador y me trae la tarjeta europea en 10 segundos!!! Como pueden hacer una tarjeta en tan poco tiempo? Que bien va la burocracia cuando va bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s