Vaya frustración!

Ya casi es Navidad! Y resulta que sigo en Correos. Por algun extrano motivo aun no se han hartado de mi. Esta vez me tocó ir al Pabellon Central, donde se maneja todo el cotarro. Nada más entrar, que es lo primero que veo? Pues cartas. Es lógico. Pero cartas a mansalva. Muchas. Demasiadas. Y paketes. Tan grandes que podrían ir bicicletas o guitarras eléctricas dentro, que de hecho las había. Y mira que mandar una bici por correo… Con lo que te gastas en mandarla casi te puedes comprar una moto. Y una cosa que me pregunto. ?A alguíen se le habrá ocurrido alguna vez automandarse por correo? Tienes que empenyar el rinon para pagar la pila de sellos que necesita un pakete postal de 60 kg (en el mejor de los casos) pero ver la cara que pondría tu chica cuando le llega un pakete enorme, lo abre con sumo cuidado y sales TU… no tiene precio! Aq lo que no tendría precio sería ver la que pondría el cartero, vease yo, cargando con un pakete de 2 metros de altura (en el peor de lo casos) por las escaleras, y que encima de no parar de moverse además habla…
.
– Venga, cabron! Date vida que es para hoy! Encima que me pongo a dieta para facilitarte el trabajo… Vamos, no me estropees la sorpresa. Cuidado!! Que soy fragil, ojo con la esquina!! Aaaaaaahhhhhrggg
.
La cosa es que en el rato que estuve yo paketes pasaron muchos, pero ninguna persona dentro. La gente no es tan original ;P Que como se que no pasó nadie?? Pues pq existe un milagroso aparato llamado escaner en el que se ve todo el contenido de lo paketes sin tener q abrirlos, vamos, como el de los aeropuertos. Y flipas con las cosas que pasan por el escaner. Sor Maria, p.ej. iba a recibir un pepino de plastico gigante para hacer “cositas”. Con el escudo del Real Madrid! Vaya con la monjita. Y encima merengona, jajaja.
.
Y como pasar paketes por un escaner durante horas puede llegar a ser muy aburrido, pues me pasaron a separar las cartas de los buzones, trabajo emocionante y apasionante donde los haya. Pero cual es mi sorpresa cuando descubro que había una caja destinada para las cartas del Olentzero, los Reyes Magos y demás. Y yo pregunté. “Y esas cartas a donde van?? ” No se, nunca me había puesto a pensar en la gran farsa que suponia el escribir la dichosa carta. Tanto esfuerzo para nada. Resulta que se tiran. Vaya frustración! Como mucho se les mandan unas hojas para colorear a los ninos, como si con eso lo fuesen a arreglar. Lo mínimo era mandarlas al Polo Norte, aunque luego alli las tiren. Pero que lleguen a su destino. En fin, que los ninos son muy ingenuos. Mia que no saber que el Papa Noel no existe… Y el Santa Claus tampoco… Son el Olentzero!! ;P
.
Ains, cada vez la navidad es menos mágica. Pero para compensarlo, aqui va una carta que me permití tomar prestada. Es la ca?a! 😉
.
.
P.D. Vaya, estos ni?os-pokemon vienen subiditos!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s